Las bacterias tienen un particular sentido del tacto

Permitiendo reconocer a las bacterias las superficies y llegando a anclarse para poder colonizar células infestadas.

Las bacterias son capaces de reconocer la superficie que pretenden colonizar, gracias a su singular sentido del tacto. Identifican el terreno a través de los flagelos, detectando el entorno y desencadenando procesos para anclarse, colonizar y atacar a las células infestadas.

Las bacterias no tienen sistema nervioso central o sensorial tal y como lo conocemos actualmente, pero tienen la capacidad de sentir y reconocer físicamente el mundo que les rodea.

Investigadores de la Universidad de Suiza de Basilea ha descubierto un sentido del tacto en las bacterias. Se trata de un sistema desconocido que hasta ahora es utilizado por las bacterias para colonizar y atacar las células huésped que han sido infectadas.

El sentido del tacto es uno de los sentidos más importantes para los seres humanos. Es esencial para desenvolverse en la vida cotidiana, pero es muy importante para el bienestar físico y emocional.

En las bacterias, este sentido les permite identificar el tipo de superficie con la que entran en contacto, como una membrana mucosa o una pared intestinal.

Para descubrir este mecanismo, los investigadores se centraron en una especie inofensiva denominada Caulobacter crescentus, una bacteria distribuida ampliamente en suelo, lagos de agua dulce, corrientes y agua de mar. Desempeñando un papel importante en el ciclo del carbono.

Utilizando la Caulobacter crescentus no patógena como modelo, este grupo ha podido demostrar por primera vez que las bacterias tienen realmente una especie de sentido del tacto que les permite reconocer y determinar las superficies, pudiendo producir una sustancia adhesiva que les permite unirse a la célula afectada.

Algunas bacterias tienen lo que se llama un flagelo, un apéndice movible con forma de látigo usado generalmente para el movimiento. La rotación del flagelo permite que las bacterias se puedan mover en líquidos.

El flagelo se usa también como un órgano mecánico sensor. La rotación de este motor se alimenta por un flujo de protones de la célula de la bacteria a través de canales iónicos, dado que estos organismos no tienen músculos.


En MPcontrol queremos y contribuimos en la innovación de tecnologías, fabricando y comercializando las más sofisticadas e interesantes cámaras climáticas y equipos de ensayo. Tanto compactas de pequeñas dimensiones como modulares de gran volumen.  Para el almacenamiento de productos farmacéuticos, veterinarios, biotecnológicos y agroalimentarios. En condiciones de temperatura y humedad controlada, cumpliendo con todas las normativas ICH y FDA.

Para sugerencias de noticias, comentarios o si necesitas información sobre nuestros equipos y cámaras climáticas, no dudes en contactarnos a través del formulario o enviando un correo a marketing@mpcontrol.es con tus datos de contacto y la consulta a realizar.

Fuente:

http://www.tendencias21.net/Las-bacterias-tienen-un-particular-sentido-del-tacto_a44239.html

https://www.google.es/search?q=bacteria&rlz=1C1AZAA_enES745ES745&tbm=isch&source=lnt&tbs=sur:fc&sa=X&ved=0ahUKEwifm5m21qnXAhWJVRQKHeokCZ4QpwUIHg&biw=1600&bih=794&dpr=1#imgrc=-cbF5Nn3H2_7uM:

“Este artículo se genera de manera meramente informativa, citando las fuentes originarias. En ningún momento se debería utilizar como documentación para estudios, investigaciones, etc. Para cualquier consulta, propuesta, modificación o anulación de un artículo no dude en ponerse en contacto con el departamento de marketing (marketing@mpcontrol.es) donde le responderemos en la mayor brevedad posible.”

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *